Entrevista con Andrés Antolín para destinoalemania.com

Estudios duales de empresa para jóvenes hispano-alemanes

NOTA: El siguiente artículo es una reproducción parcial del artículo completo publicado en www.destinoalemania.com.

Andrés Antolín Hofrichter, director de la EWA en Madrid, nos habla de las ventajas de la EWA y las buenas perspectivas profesionales para estudiantes que dominan ambos idiomas y quiera trabajar en el mundo empresarial.

 ¿Cómo definiría el concepto de la escuela de negocios EWA Duale Europäische Wirtschaftsakademie?
EWA es un centro de estudios de empresa hispano-alemán que cuenta con 30 años de experiencia en el campo de los estudios duales. La primera característica de nuestra oferta es que es dual, es decir, se alternan clases universitarias con prácticas en empresas desde el principio de la carrera. Generalmente, esas prácticas se llevan a cabo en multinacionales alemanas como Siemens, Lidl, Kuehne+Nagel…

La otra característica de EWA es que ofrece entorno muy hispano-alemán. Nuestros alumnos son generalmente bilingües. Algunos manejan mejor un idioma que el otro, pero al final todos se mueven en ese espacio intercultural entre España y Alemania. En cuanto a los estudios, la carrera es al 80% en alemán, pero las prácticas son en español. Esos son los dos pilares que hacen tan interesante y singular esta oferta de estudios.

¿Cómo surgió la idea en origen de hacer una escuela de negocios como EWA?

EWA nació a iniciativa de empresas alemanas en España. Diez años antes que EWA, se había fundado lo que ahora se conoce como FEDA, una escuela alemana de formación profesional dual. Las mismas empresas quisieron ofrecer también un modelo de estudios universitarios siguiendo el mismo modelo dual que existía en el estado de Baden-Wurtemberg desde la década de 1970. Entraron en contacto con universidades alemanas que ofrecían este tipo de estudios y se comenzó a trabajar con lo que entonces se conocía como Berufsakademien. Estas Berufsakademien más tarde pasaron a formar la DHBW, universidad con la que hoy colaboramos.

Hablamos de diferentes idiomas, una combinación de prácticas y estudios… ¿cómo podríamos explicar a nuestros lectores la estructura de este modelo?

Es muy sencillo. Se alternan fases de teoría y práctica en intervalos de tres meses. Durante tres meses se aprenden en la universidad las materias propias de la administración y dirección de empresas, como marketing, contabilidad, recursos humanos o macroeconomía. En el caso de las prácticas, se va rotando por diferentes departamentos de la empresa que acoge al estudiante. La idea es que haya una transferencia de conocimiento de la teoría a la práctica, que permita aplicar directamente los conocimientos adquiridos. Y viceversa, el estudiante también obtiene otro punto de vista sobre la teoría cuando ha podido realizar ya prácticas.

El modelo de formación dual se presta mucho para el ámbito de los estudios de empresa, ya que se adquieren precisamente los conocimientos y habilidades demandados por el mercado una vez acabada la carreara. Es decir, cómo funciona una empresa, cómo se dirigen equipos… nuestros alumnos ya aprenden esos contenidos durante los estudios. Esa es la filosofía detrás de los estudios duales.

La particularidad es también que siempre vamos de la mano de la empresa formadora: en la fase de candidatura para entrar a los estudios, es la empresa la que selecciona al alumno y ambos irán siempre de la mano durante los estudios. Al final de la carrera, el alumno conocerá perfectamente todos los departamentos y es plenamente consciente de las perspectivas que tiene dentro de esa empresa.

Hablando del componente intercultural, ¿cómo es la aceptación de las empresas para este tipo de perfiles? ¿Se puede producir algún tipo de conflicto?

Al contrario. En realidad, las empresas buscan precisamente este tipo de perfiles. Es decir, una persona que viene con este tipo de interculturalidad hispano-alemana tiene una ventaja importante dentro del mercado laboral y eso es lo que también hace atractiva la carrera. Nuestros alumnos han dedicado mucho tiempo al aprendizaje de los idiomas y a fomentar esa interculturalidad entre España y Alemania. Cuando llega el momento de decidirse por una carrera, con EWA no tienen que enfrentarse a la disyuntiva de si estudiar en España bien o en Alemania, perdiendo así el nexo con uno de los dos países. Lo que ofrecemos es un camino intermedio. Si ya se tiene ese bagaje hispano-alemán, esto facilita mucho el encaje en la carrera.

El gran desafío es, sobre todo, tener interés por el mundo de la empresa y por conocer una empresa desde dentro. Nuestros candidatos son jóvenes y con 18 años será probablemente su primer contacto con la empresa. Ese es precisamente el desafío. No tanto los idiomas, sino esa primera toma de contacto con la realidad de la empresa.

En cuanto a los títulos ofrecidos, ¿tiene validez internacional o están reconocidos en ambos países?

Este es un aspecto muy importante. Aunque la reforma de Bolonia tuvo un efecto positivo, España y Alemania han seguido caminos distintos. El título al que conduce la carrera con EWA Duale Europäische Wirtschaftsakademie es el título oficial alemán de Bachelor of Arts (otorgado por DHBW),que es el equivalente oficial al Gado y válido a todos los efectos en España para continuar con un Master. Nuestros estudiantes son además alumnos de la Universidad de Alcalá, que al finalizar la carrera otorga un título propio. En resumidas cuentas, pueden continuar cursando estudios de posgrado en toda Europa. Para evitar malentendidos, la titulación Bachelor of Art es técnicamente lo que en España se conoce como un Grado.

Una vez terminados los estudios, ¿qué tipo de salidas profesionales tienen los estudiantes?

El tipo de enseñanza dual siempre tiene las mejores salidas profesionales ya que se acumula mucha práctica durante la carrera y la empresa ha estado apoyando y formando al estudiante. Tenemos una cuota de incorporación a las empresas del 85%. Es decir, las posibilidades de continuar con la empresa con la que hago las prácticas son muy altas debido a la experiencia adquirida. Además, suelen ser puestos muy buenos, normalmente superiores a los que tiene acceso un estudiante recién graduado en el mercado laboral regular.

Conociendo el sistema español, ahora se comienza a hablar de formación dual. ¿Tendría viabilidad este tipo de formación?

Actualmente se comienza a hablar de formación dual universitaria, pero de momento apenas se ha avanzado en este campo. Existen iniciativas en el País Vasco y Cataluña, pero a día de hoy hay aún poca oferta en el resto del territorio.

También es importante prestar atención a qué entiende cada oferta cuando habla de “Dual”. Cada universidad puede darle un significado distinto, que no tiene por qué coincidir con el modelo que nosotros representamos.